Fragmento de obra del pintor Pedro Orrente
Fragmento de obra del pintor Pedro Orrente

El Museo del Greco de , dentro del programa ‘Universo Greco’ expondrá temporalmente dos obras de Pedro de Orrente, conocido como el ‘Bassano español’. Se trata de ‘El milagro de los panes y los peces’ y ‘Las bodas de Caná’ que el pintor realizó en el segundo tercio del siglo XVII y que proceden de la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la de la Guardia ().

Pedro de Orrente se trasladó tempranamente a diferentes ciudades españolas; entre ellas, Toledo, donde ya se encontraba en 1600. En este momento, movido por la admiración patente en toda España por los pintores venecianos y en especial por la familia de los Bassano, llegó a Venecia en 1605, donde gracias a su paso por el taller de Leandro Bassano se empapó de las directrices compositivas del maestro, claramente reconocibles en el tratamiento que Orrente hace de los pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento, como animadas escenas de género que gozaron de un significativo aplauso y que produjo prolíficamente gracias a un obrador muy bien constituido.

Claro ejemplo de ello son estas dos obras, ha indicado el Museo del Greco en un comunicado, donde se representan multitudes dinámicas dentro de gráciles paisajes y escenarios familiares, luminosos y llenos de detalles costumbristas donde destacan los animales domésticos, siempre presentes en sus “obras de gabinete” que hacían que los espectadores se sintieran identificados y halagados al considerarse integrados dentro de la escena.

LEER:  Narraciones online o un homenaje a Mafalda para celebrar en Illescas el Día Internacional de las Bibliotecas

Solamente la pieza ‘Las bodas de Caná’ se ha sometido a una adecuación para su exposición en el Museo del Greco dado que ‘El milagro de los panes y los peces’ se encuentra en buen estado de conservación debido a una restauración reciente.

De vuelta a España en 1607 el artista siguió compaginando su estancia en diferentes ciudades; entre ellas nuevamente Toledo, donde entabló amistad con el hijo del Greco, Jorge Manuel Theotócopuli.

Orrente demostró también su pericia y versatilidad con ‘cuadros de altar’ que se alejan de lo veneciano y se consideran introductorios del naturalismo barroco en España, en la representación de grandes figuras, de original composición, perfección técnica y fuerza expresiva, con predominio de tonalidades rojizas y ocres y un interés lumínico influenciado por el Greco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here