Son pocas las personas que ante la cuarentena no se han planteado ponerse al día con alguna serie o empezar una nueva. Este pasatiempo puede convertirse en todo un atractivo cultural y, además, feminista ya que actualmente la oferta seriéfila que reivindica esta temática puede encontrarse en numerosas plataformas y desde distintas direcciones.

La etiqueta “feminista” parece que está de moda pero conseguirla es una ardua tarea ya que no solo vale con situar a un personaje femenino como protagonista o reflejar los problemas de las mujeres. A continuación recopilamos algunas de esas series que cumplen con estos requisitos y, además, aplican la perspectiva de género.

Sex education

Aunque su popularidad alcanzó índices insospechados hace apenas unos meses, ver esta serie con las famosas “gafas moradas” puede ser muy interesante, tanto para expertas en igualdad como para las activistas recién llegadas.

La británica Sex Education está dirigida por cuatro mujeres y un hombre y, sin embargo, no es la paridad lo que hace feminista a esta serie. El desarrollo de su primera temporada pone en el foco el placer femenino mientras que la segunda hace un gran tributo al acoso sexual y a la sororidad, todo ello enmascarado bajo el calificativo de “la típica serie para adolescentes”.

A pesar de situar a los jóvenes como su público objetivo, Sex Education también reivindica el liderazgo de las mujeres, la visibilización de las profesionales o la importancia de no poner en duda las decisiones de las mujeres. Todo ello mezclado con el reflejo de la cruda realidad de sociedades que se consideran modernas e igualitarias. En Sex Education podemos ver cómo la libertad sexual se sigue criticando si es reivindicada por ellas; cómo el orgasmo femenino continúa siendo un tema tabú o cómo se infravaloran las consecuencias psicológicas de una agresión sexual.

Skam

Esta producción española es otro de los ejemplos de esas series para adolescentes que terminan convirtiéndose en toda una enseñanza sobre feminismo. Sin quererlo Skam recoge numerosos perfiles de mujeres actuales que conviven con las desigualdades y, sobre todo, con el machismo.

Tanto en sus relaciones, como dentro de sus familias, las protagonistas de Skam viven distintos ejemplos de ese sexismo y por el momento, ya que la serie continúa rodándose, todas ellas consiguen derrotar a este villano con armas feministas y conquistar un final feliz.

Dietland

Los estándares de belleza han cambiado y evolucionado al igual que las sociedades pero, en todas y cada una de estas variaciones, las mujeres siempre han sido las doblegadas. Mientras la moda masculina ha estado caracterizada a lo largo de la historia por el confort, la femenina se define por la incomodidad. Corsés, tacones, maquillajes y cremas, vestidos, sujetadores o la depilación, han marcado la vida de numerosas mujeres, no solamente por el tiempo que requieren, si no por sus costes, tanto económicos como psicológicos.

LEER:  22 finalistas competirán tras el verano en el ‘Festival de Cine Español Emergente’

Ambos factores son recogidos en la serie Dietland que, como su propio nombre indica, recoge cómo el machismo de nuestra sociedad cosifica a las mujeres bajo los estándares de la juventud y la delgadez. En esta ocasión, el feminismo de la protagonista puede apreciarse en ciertas acciones aunque, sin embargo, no se trata de la típica activista reivindicativa. Ella prefiere aceptar el mundo tal y como es a pesar de las desigualdades y mientras que en la ciudad donde reside comienzan a aparecer asesinados hombres con delitos sexuales a sus espaldas.

La distopía se entrelaza con la lucha contra los estereotipos, la aceptación de la cruda realidad y la lucha feminista desde distintas trincheras.

El Reino

Reivindicar la visibilización de las mujeres de nuestra historia es uno de los principales campos de batalla de la lucha feminista actual. En ‘El Reino’ no invirtieron mucho tiempo en encontrar a uno de estos personajes femeninos pero tampoco cayeron en los típicos, consiguiendo que ellas sean las protagonistas centrándose en el sexismo que sufren, enmarcado en la época pero que fácilmente podría extrapolarse a la actualidad.

Esta serie americana cuenta la historia de María Estuardo (1542-1587), la última reina de Escocia y, durante apenas un año de su vida, reina consorte de Francia. Tanto la monarca como sus damas reivindican el papel de las mujeres en la sociedad más allá de su función de madres y esposas. Aunque de nuevo no nos encontramos ante un feminismo explícito, es reconfortante observar que las mujeres no siempre han vivido sometidas y doblegadas al papel otorgado por una sociedad machista que solo apostaba por su papel de reinas basándose en intereses políticos y no por creer en la igualdad de género.

El Reino visibiliza los reinados de María Estuardo e Isabel I de Inglaterra así como las luchas de ambas contra un mismo enemigo: el machismo y todos los estereotipos sexistas contras los que tuvieron que enfrentarse a pesar de ser reinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here