El coleccionista , vicepresidente de la fundación que lleva su nombre, ha querido enviar un mensaje de solidaridad a los ciudadanos recomendando la utilidad del arte en todas sus manifestaciones como arma para soportar el sufrimiento y la crisis de todo orden que está causando la pandemia del COVID-19.

Recurriendo como es habitual en él a sus filósofos e intelectuales de cabecera, nos acerca Polo la obra del pensador alemán (1788-1860) quien en su obra capital, ‘El mundo como voluntad y representación’, argumenta que cuando se está absorbidos por el arte, la conciencia del dolor desaparece, ha informado la en nota de prensa.

“La filosofía de Schopenhauer es especialmente adecuada para el momento que vivimos. La contemplación estética de una obra de arte en cualquiera de sus manifestaciones (visual, musical, literaria, etcétera), nos proporciona una liberación temporal de los sufrimientos de este mundo”, precisa Polo.

El arte, junto con la ética y la mística, constituye en la filosofía del maestro alemán una de las posibles soluciones a lo que él mismo denominó “la miseria del mundo”, que hoy “padecemos en estado álgido y en forma de virus letal”.

“Según Schopenhauer, el arte también nos proporciona un conocimiento de la esencia del mundo de una manera más profunda que la ciencia o la experiencia cotidiana. Los artistas son visionarios porque anuncian lo que los científicos comprobarán a posteriori”, prosigue Polo.

LEER:  "Misery" (1987) - Una crítica desquiciada de Mari Carmen Martínez

Así, indica que basta con hacer memoria de distopías como la que relata el escritor estadounidense Cormac McCarthy en ‘La carretera’, o tantas otras recreaciones artísticas que no solo en la literatura parecían estar contándonos el presente: entonces aún una ficción.

Roberto Polo quiere además enviar una misiva de esperanza y futuro, confiado en que también la situación actual será pasado, y que si bien el museo Colección Roberto Polo () permanece cerrado por motivos obvios (no así su actividad en los canales virtuales), “cuando la situación se normalice y volvamos a abrir las puertas, me comprometo a enseñarles el museo personalmente”, anuncia.

Las redes sociales de CORPO quieren acercar la colección a sus casas. Sus artistas contemporáneos explican estos días sus procesos de creación y ofrecen su visión personal sobre la utilidad del arte como forma de entender y soportar “sus miserias”, que diría Schopenhauer.

Juan Garaizabal, , , dEmo, , o colaboradores como el fotógrafo internacional Michel Haddi, entre otros, lo están contando ya en diferentes soportes a través de las redes @coleccionrobertopolo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here