Manuel Sánchez, el albaceteño que ha llenado de folklore el confinamiento

0
411

Lo que siente Manuel Sánchez por la música y por el folklore es auténtica pasión y debido a esta situación excepcional regala desde hace 48 días pequeños pedacitos de la cultura de nuestra tierra gracias a la iniciativa ‘Música desde mi balcón’.

Actualmente forma parte del Coro Universitario de Albacete y del Grupo de Coros y Danzas ‘El Trillo’, pero fue en el coro parroquial de su pueblo, El Ballestero, donde comenzó a dejarse enamorar por la tradición musical siendo un niño. Así, ante la llegada de esta pandemia y la declaración del Estado de Alarma asegura que “sentía que tenía que hacer algo” y nació esta iniciativa en la que “cada día comparto un vídeo que me guste con cualquier tipo de temática”, pero “siempre con un mensaje positivo para transmitir energía, fuerza y ánimo en estos tiempos tan complicados y difíciles”.

Además, a los pocos días de poner en marcha este proyecto, Manuel Sánchez entró a formar parte de una red nacional que se llama ‘Rondadores contra el virus’ donde cada día “canto alguna jota manchega, pero también he cantado música sacra durante los días de Semana Santa e incluso algo de canto gregoriano”. De este modo, pese a llevar grabados ya casi medio centenar de vídeos asegura que su intención “es continuar haciéndolo hasta que termine el Estado de Alarma”.

Gracias a ‘Música desde mi balcón’ indica que “me están pasando cosas muy bonitas y emocionantes”. Y es que “a la gente mayor de mi pueblo, que tan mal lo está pasando, les anima escuchar estas jotas y cantos”, pero además “una chica de Alicante le pone las jotas todos los días a su madre que padece una fuerte demencia y me cuenta que la música le remueve sus recuerdos más profundos y que incluso sonríe y tararea”.

LEER:  Arranca "respirando cultura"

Pero estos mensajes llenos de optimismo que transmite con su música Manuel Sánchez han traspasado nuestras fronteras gracias “al poder Internet y a las Redes Sociales”. De este modo, señala que “me están llegando mensajes desde Argentina, Ecuador y México”, y es que, el problema del coronavirus es global.

Reconoce que “la música tiene un efecto curativo emocionalmente hablando”, y es que “ha servido para que la gente se evada un poco de tanta mala noticia e incertidumbre”. Señala Manuel Sánchez que “la música en el sentido emocional ha sido un soplo de aire en medio de este drama”, y añade que “esta situación horrible nos ha dejado tocados a todos y el agarrarnos a alguna melodía, a alguna sensación o tradición, sin duda nos ha ayudado a continuar luchando”.

“Me gusta cantar y contar”, apunta Sánchez, y es que a través de estos vídeos desde su balcón intenta transmitir “de una forma muy humilde, la rica tradición oral de Castilla-La Mancha”, contando “de donde viene” cada una de las músicas que suenan en el balcón de su casa. Jotas manchegas, fandangos, malagueñas, torrás se han convertido en el día a día de este albaceteño orgulloso de nuestras raíces, nuestro folklore y nuestras tradiciones y que ha abierto el balcón de su casa al mundo para hacerlas viajar por todo el planeta.

Y es que recuerda que Miguel de Cervantes, autor de Don Quijote de la Mancha escribió que “donde hay música no puede haber cosa mala”, lanzando un mensaje de ánimo a todos los albaceteños en esta nueva etapa en la que continúa abierta la lucha contra el COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here