Esta madrugada fallecía en el Hospital Mancha-Centro Marcelo Grande. El artista no ha podido superar un ictus por el que fue ingresado a finales de la pasada semana. Completamente consternados nos ponemos a la labor de escribir una nota necrológica, duro trabajo cuando se trata de un amigo. Hace diez días entrevistábamos a Marcelo, seguramente la última entrevista que el artista concedió.

Marcelo Grande comenzó sus estudios en Tomelloso y Ciudad Real hasta llegar a Barcelona para estudiar en la Escuela de Artes de Sant Jordi. Ha dedicado toda su vida al diseño de vestuario y a la escenografía en cine y ópera realizando más de 15 montajes con Mario Gas en el Liceo de Barcelona y en el Teatro Real de Madrid. En el cine, fue director artístico de varios filmes siendo al Goya por el diseño de vestuario de “Si te dicen que caí”.

Su pasión siempre ha sido la pintura, desarrollando una actividad artística fuera de lo común. Últimamente estaba volcado como nunca en ella, con absoluta libertad, y con una creatividad fabulosa. Así lo demostraban sus estudios de Tomelloso y Casafort (localidades en las que residía), repletos de sus pinturas, de ese color único, las contundentes texturas, de esa técnica tan particular que hacía de Marcelo Grande un artista sin igual.

El realizador Gerardo Gormezano dirigió “Pantalla rasgada”, un largometraje dedicado a la obra de Marcelo. Una película cuyo leitmotiv es el cine —como la vida de Grande—, que trata de la creación de un cuadro sobre Greta Garbo. La película se estrenó en Tomelloso en diciembre de 2017 y el Museo López Torres acogió una exposición de Marcelo y el fotógrafo Javier Carrión.

El López Torres acogió en diciembre de 2014 una gran exposición del artista que se tuvo que prorrogar dado el éxito obtenido. La Casa de la Cultura de Daimiel acogió en las navidades de 2018 una muestra de pintura dibujo y cerámica del Grande. Formaba parte de un grupo de artistas de Tomelloso que últimamente llevaban a cabo pintura con modelo en el taller de Culubret.

LEER:  La violinista conquense Judith Mateo lanza su séptimo álbum en Warner

Marcelo Grande fue reconocido como “Tomellosero Ausente” en la Feria y Fiestas de 2017. Fue el pregonero de las fiestas del barrio del Moral, su barrio, del año 2018. Una circunstancia que le hizo muy feliz pues el artista regresaba a las calles por las que corrió, jugó y se enamoró de la pintura siendo niño.

Marcelo era una persona cercana, que miraba de frente, con una sonrisa eterna y una sinceridad que desarmaba. La pasada semana, como decimos, concedió una entrevista a este medio. “Aún en las situaciones más atroces, el artista crea” nos decía en una nueva declaración de intenciones de su eterna inquietud, el gusto por innovar, de pasión por el arte en sus múltiples vertientes. Marcelo Grande ha sido, sin duda alguna, uno de los mejores artistas multidisciplinares de nuestro país. En esa entrañable entrevista dejaba traslucir también su amor por Tomelloso y la vida misma, además de abogar por un talante más constructivo para hacer frente a la crisis del coronavirus.

Grande era un artista muy generoso que, como decimos, se encontraba en un momento creativo inigualable. Nos deja huérfanos de su amistad, de su agradable conversación, de su sonrisa, de su cámara de vídeo y de su grandeza humana. Afortunadamente nos regala para siempre su obra, llena de color, de vitalidad, que es un reflejo de su vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here