“Lo que el viento se llevó” – Una crítica sureña de Mari Carmen Martínez

0
460

Esta vez mi crítica es con la cabeza bien alta, el peliculón por excelencia, ‘Lo que el viento se llevó ” .
No era la que en principio quería hacer, pero siento que es la que debo hacer. Creo que se llevó nueve oscar, incluido el de la actriz que hacía de Mammie y fue la primera mujer afroamericana en ganarlo, aunque debido a la época se tuvo que sentar en la última fila por ser… negra.
Qué pena!
Ahora,esta interminable obra maestra se ve apartada por considerarla racista.
Es una gran película, guste o no, que refleja un momento horrible en el que los humanos, como es habitual, hacemos mal las cosas. El racismo sigue, pero no terminará porque se tape la historia.
Terminará cuando aceptemos TODOS la igualdad de oportunidades y el respeto entre los seres vivos.
Como el titulo indica , se estrenó en un momento que también se llevó el viento, donde muchos la vimos, como vimos “Raices”,”Norte y sur”…y aprendimos que la violencia y el racismo nos dolía. Y supimos ver historias de amor que también existían, pero claro, eramos los que nos criamos con Heidi, huerfana, abandonada y feliz. Y con Marco, que con seis años y un mono cruzaba un oceano para buscar a su madre. Y con Bambi, el que nos hacía llorar cuando entendiamos que mamá no volvería.
Son peliculas, historias duras, que nos hicieron crecer.
Como Scarlett, la mejor figura femenina, que crecía en el viejo Sur en Tara, la plantación familiar, creida, mimada hasta lo infinito y guapa, mucho, pero además dura y lista, algo que no usaban muchas mujeres entonces.
Scarlett se enamora del languido Ashley justo cuando va a empezar la guerra. Como el la rechaza, aún enamorado, porque ese blandengue la queria, pero la temía, prefiere casarse con la sumisa y buenaza de Melania. Ella conoce en la fiesta a un buscavidas, Rhett Butler, mucho mayor pero con algo que Ashley no tiene, cojones.
Como quiera que para seguir unida al blandengue, no ve otra forma, se casa con el hermano de Melania, que es de los primeros en caer en combate.
Scarlett se reencuentra con Rhett cuando la ayuda a volver con Melania y el bebé y una criada Prissy, que yo la hubiese dejado allí solo por la voz y los quejidos.
Regresa a Tara, pero su mundo cambió, alli es donde renace la auntentica Scarlett, dura, fuerte, capaz de levantar Tara y cuidar de su familia y de la de Ashley, ella sola. Aunque tenga que quitarle el novio a la panfila de su hermana, para eso es más guapa y Frank, el novio un tontainas.
Pasado un tiempo y otra viudez, termina casándose con Rhett, que la quiere, pero también se va de putas, cosas de la época.
Película larga, mas de tres horas, con momentos para la historia, con vestidos inolvidables , banda sonora eterna, con besos de película (tod@s queremos un beso como los que le da Rhett Butler, aún con riesgo de morir desnucad@s)
El final, evidentemente, no lo cuento, pero coñe, después de tanto metraje, digo yo, que podía aparecer una sombra, de alguien volviendo por ejemplo.
Trata la esclavitud pero muy por encima, con una visión edulcorada con esclavos felices como Mammie, porque era una película de aquella epoca,pero trata más el machismo manifiesto porque ella es criticada y solo lucha por todos
Para mí ya os he dicho, el personaje femenino por excelencia, un referente en mi vida.
La mejor pareja, aunque dicen las malas lenguas que a el le olía a ajo la boca, qué pena y asco.
Para siempre, frases como “A Dios pongo por testigo que nunca volveré a pasar hambre” como “aprieta más Mammie” cómo “Srta Escarlata, Srta Escarlata”…
Siempre nos esperará en Tara y si tenemos ganas de llorar, no lo haremos hoy, lo haremos… mañana!
Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here