Así lo ha señalado el presidente de la Asociación Daimieleña de Astronomía, Miguel Ángel Martín Serrano. Será el 1 de agosto, si la situación lo permite, cuando la sede abra de nuevo sus puertas y retome su habitual cita con el avistamiento de las Perseidas. Para visitar la sede de la asociación, será necesario cita previa y el horario será los sábados por la mañana y los martes o jueves, por la tarde.   

Daimiel Noticias. – La Asociación Daimieleña de Astronomía (ADA) se propone abrir de nuevo las puertas de su sede el 1 de agosto tras el cierre y cancelación de actividades, fruto de la crisis sanitaria por la Covid-19.

La asociación, tal y como ha explicado su presidente, Miguel Ángel Martín Serrano, comenzó “con buen pie el año”, pero ante la situación de estos últimos meses, han sido muchas las actividades que no se han podido celebrar tales como: un taller de telescopio, varias observaciones públicas en pueblos de la provincia y el Congreso Nacional de Astronomía que se iba a desarrollar en La Coruña, y que finalmente se ha trasladado al 4 de diciembre.

Martín Serrano ha informado que será a partir del 1 de agosto cuando abran de nuevo la sede, y si la situación lo permite, puedan retomar alguna observación pública con las Perseidas prevista para las noches del 11 al 13 de agosto. En este punto, el presidente de ADA señalaba que “para visitar la sede de la asociación será necesario cita previa en un horario determinado: los sábados por la mañana y las tardes de los martes y jueves”.

LEER:  La obra del daimieleño Juan Francisco Gómez-Cambronero viaja a EEUU, Suecia, Alemania o Italia

Cometa Neowise
A pesar de ser un verano “atípico” en palabras del presidente de la asociación, los amantes de la astronomía, han podido disfrutar de una observación muy especial estos días gracias al Cometa Neowise, que se ha podido divisar sobre los campos manchegos a simple vista y con unos prismáticos. “Un auténtico espectáculo para el que recomienda alejarse de las luces de la ciudad”.

Un cometa, ha explicado Martín Serrano, que fue descubierto el pasado mes de marzo y que “nos ha venido como un regalo”. Su principal diferencia con el cometa Swift-Tuttle, que posibilita que veamos las habituales lágrimas de San Lorenzo o Perseidas cada verano, “es que el Cometa Neowise orbita alrededor del sol cada 6.600 años por lo que si no lo vemos ahora, será muy difícil volverlo a ver la próxima vez”. Sin embargo, el recorrido del cometa Swift-Tuttle, es mucho más corto, entre 10 y 15 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here